He añadido algunos apartados más al curso “Aprende a programar (con JavaScript)” que creé en Digital Learning hace unos años (*).

Mantengo publicada la web de aquella Compañía, ya disuelta, así como el sitio que creamos sobre desarrollo Android, para que se puedan seguir consultando sus contenidos como autoformación. Supuse que prolongando uno o dos años desde que cesamos nuestra actividad, se iría perdiendo el interés por parte de los usuarios y sería el momento de retirarlas de Internet.

No ha sido así y el volumen de visitas a estos sitios se ha mantenido. Las páginas de este curso son las más consultadas (dejando aparte los contenidos sobre programación de Apps de la otra web), y por eso me he animado a ampliarlo un poco con material que escribí en su día y no estaba incorporado.

Es cierto que solo están una parte del todo el catálogo de cursos que teníamos. Por ejemplo, uno de los mayor demanda y valoración, el de diseño 3D con Blender de Joaquín Herrera (Joaclint), ya no está. Igual ocurre con otros.

En unos casos, los contenidos eran de autores externos que prefirieron retirarlos al no poder ya tutorizarlos (algo que entiendo perfectamente). En otros, la adaptación del formato Moodle a la web era muy laboriosa y no podía dedicarle tanto tiempo.

El mantenimiento de estas web es ya solo una ‘tarea’ personal. Mi único objetivo es que puedan ser de alguna utilidad a las personas que los consultan. Todo (páginas, videos, tests, ejercicios) está publicado con acceso gratuito, sin registro (solo un conteo de impactos anónimo) y sin incluir publicidad.

Respecto a este curso, me sorprende que el volumen de visitas incluso ha aumentando (a estas alturas, sin hacer ya promoción o publicar nuevos contenidos, esperaba poco más que las visitas de bots). Además, hay una amplia oferta de cursos online de iniciación a la programación, con buena presentación, recursos didácticos de calidad y también gratuitos. Quizás el que una parte estén en inglés o exijan dar datos personales o tengan publicidad excesiva, dejen espacio a este otro.

Me gustaría pensar que también ha influido la forma en que traté de explicar los conceptos básicos sin dar nada por sabido, de la forma más clara posible sin perder rigurosidad, pero sinceramente no lo se. Aquí va un ejemplo de uno de los videos que hice para el curso:

Estas webs y sus contenidos son ya como mensajes en botellas lanzadas al mar (perdón por esta comparación ‘poética’ tan manida 🙂 ). Nos gustaría que alguna persona las encontrase y les atrayese lo que escribimos en su día, pero sin esperar una respuesta. Tengo claro que hay mejores cursos en la Web con estas características, pero bienvenido sea si le gusta a alguien.

Hay además una cosa por la que tengo ‘cariño’ a este curso. Está orientado especialmente a las personas que quieren aprender por el gusto de hacerlo, de conocer cosas interesantes que quedan fuera de su campo o formación.

Los puristas dirán que el método que empleé no es la forma de enseñar programación moderna atendiendo a los paradigmas actuales. Tienen razón a nivel profesional. Por ejemplo, el desarrollo de programas es ya más un proceso colaborativo, con distintos roles y partes diferenciadas (interfaces, acceso a base de datos,…), uso de frameworks, librerías y múltiples lenguajes/herramientas, pero no era ese mi objetivo.

Me enfoqué al que quiere aprender sobre programación a un nivel básico de la forma más fácil posible, sin tener que estudiar complicadas técnicas y fundamentos teóricos. Aquellos que les mueve su curiosidad intelectual y el reto de conocer y hacer cosas nuevas (y muy divertidas, porque programar como hobby lo es).

La programación está en la raiz de las tecnologías más importantes de hoy en día. Casi todos somos usuarios de aplicaciones informáticas en nuestro PC o móvil. A algunos por ejemplo le puede servir para crear hojas de cálculo más avanzadas al entender mejor qué es una variable o un condicional. Quizás a otros le sirva de motivación para empezar a estudiar más en serio sobre desarrollo software.

Veo en estos primeros pasos en la programación el equivalente a la divulgación de la ciencia, la filosofía o cualquier otra materia, algo que me apasiona. Es el espiritu de este blog: conocer no solo con objetivos profesionales, sino también por placer, para ejercitar y ensanchar nuestra mente, por diletantismo en el buen sentido de la palabra, en definitiva, para hacer nuestra vida un ‘poco’ mejor.

———————–

Nota (*): conté con la gran ayuda de Javier Navas para crear el editor online. Aunque hay editores con más funcionalidades y diseños que me gustan, quería disponer de una herramienta sencilla que nos diera toda la flexibilidad para insertarla en las páginas del curso y permitiera una interactividad e inmediatez para dar los primeros pasos. Quizás si en un futuro retomara estos contenidos, probaría con alguno de esos otros editores (ya lo hice en su momento) pero este que desarrollamos, funciona y cumple bien con su cometido, que es de lo que se trata en último término para definir la calidad de algo.

Última modificación: 15/06/2022

Comentarios

Escribe una respuesta o comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.